logo_leticiaferabogada_base

Juzgado deniega teletrabajo a inspectora de vivienda por tipo de funciones y ser la única en su puesto en el municipio

gestor

El Juzgado Contencioso Administrativo nº 1 de Lugo ha dictado sentencia (120/2024, de 27 de junio) en la que desestima el recurso interpuesto por una inspectora de vivienda contra la resolución de la Secretaría Xeral Técnica de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, que denegó su petición de teletrabajo por 10 días al mes. La decisión fue confirmada basándose en la necesidad y naturaleza de las funciones de la recurrente, así como su posición única en el municipio.

Contexto del Caso

La inspectora solicitó prestar sus servicios durante 10 días al mes en modalidad de teletrabajo. Sin embargo, esta solicitud fue denegada tanto por el Director Xeral del IGSV como por la Secretaría Xeral Técnica, motivando la inspectora a interponer un recurso contencioso administrativo.

Fundamentación del Juzgado

El Juzgado Contencioso Administrativo nº 1 de Lugo consideró que la denegación del teletrabajo estaba justificada y motivada por varios factores:

  1. Naturaleza de las Funciones: La inspectora realiza su jornada laboral fuera de las dependencias al menos tres días a la semana y debe estar presente en la oficina para cumplir con tareas específicas asignadas por la jefatura de la sección. Estas tareas incluyen archivo de documentación, notificaciones y atención tanto telefónica como presencial a los interesados en los procedimientos.
  2. Unicidad del Puesto: La inspectora es la única en su puesto en el municipio, lo que hace su presencia en la oficina esencial, especialmente para atender casos urgentes no programados. Los superiores jerárquicos informaron desfavorablemente sobre la autorización del teletrabajo debido a esta circunstancia.
  3. Comparación con Otros Trabajadores: El Juzgado destacó que el hecho de que a los arquitectos se les haya concedido teletrabajo no implica que la misma concesión deba aplicarse automáticamente a la inspectora. Las funciones de inspección de los arquitectos se consideran residuales y hay varios arquitectos en el departamento, a diferencia de la inspectora que es única en su rol.

Análisis Individualizado

La sentencia subraya que cada solicitud de teletrabajo debe ser evaluada individualmente, teniendo en cuenta las circunstancias personales y profesionales de cada trabajador, así como la organización específica del departamento. La decisión de denegar el teletrabajo no se considera arbitraria ni discriminatoria.

El Juzgado concluye que la decisión de la Administración de denegar el teletrabajo a la inspectora está debidamente justificada por la naturaleza de sus funciones y la necesidad de su presencia en la oficina, ratificando así la resolución impugnada.

Fuente: noticias.juridicas.com

Comparta la noticia en sus redes

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otras noticias de interés

Aviso Legal

Leticia Fernández García 2024 © Todos los derechos reservados